En Sportswrap nos ponemos cara a cara con Carlos Prats, una de las grandes deportistas de nuestro país, que quizá muchos no conozcan por eso de que practica un deporte alternativo, el ultimate frisbee. Esta es su entrevista.

 

Buenos días Carlos, para los que no te conozcan cuéntanos, ¿Quién es Carlos Prats?

 

Nací en Zaragoza en 1988 (33 años) y soy experto en márketing online, aunque llevo unos meses creando contenido en Twitch y YouTube. Muy aficionado al deporte empecé a practicar Ultimate Frisbee hace 6 años, soy también segundo Dan en kendo y he practicado muchos años balonmano.

 

Carlos prats ultimate frisbee¿Qué es el Ultimate frisbee?

 

El Ultimate Frisbee es un deporte alternativo cuyas normas se escribieron hace unos 60 años. Sus principales características es que se trata de un deporte competitivo, auto arbitrado, sin contacto y que se juega con un frisbee. También hay un concepto fundante dentro del Ultimate Frisbee que es el “Spirit of the Game” (espíritu del juego). Este exige al jugador el conocimiento y cumplimiento de las normas, así como disfrutar con alegría de la práctica deportiva y fomentarla en los compañeros y los contrarios.

 

 ¿Qué te da este deporte?

Es un deporte de gran exigencia física y técnica, que cuenta con un aspecto táctico muy diferente a cualquier otro deporte por las características del disco, y que tiene un buen rollo absolutamente excepcional.

 

Me sirve por supuesto para mantenerme en forma y activo, pero además se trata de un deporte que potencia valores como el entendimiento, la cordialidad entre los jugadores, la honestidad… Lo que termina formando un grupo humano en los equipos donde es muy fácil disfrutar del tiempo que se pasa juntos, tanto entrenando como compitiendo.

 

¿Qué te hizo engancharte a él?

La regularidad de los entrenamientos al principio me pareció esencial, venía de jugar en equipos donde se entrenaba un día a la semana y a veces ni eso. Pero tras las primeras semanas o meses empecé a disfrutar mucho de este deporte: el hecho de ser auto arbitrado te obliga a conocer las normas y a ser justo, el Spirit of the Game te exige tener una buena relación con compañeros y contrarios…

 

Nunca hay malas caras o malas palabras, nunca hay una crítica que no sea constructiva. Y vistos otros deportes y la vida en general, saber que vas a ir dos días a la semana a entrenar y que, a la salida, vas a volver a casa satisfecho por el esfuerzo y feliz por el tiempo compartido con los compañeros, pues es como para no engancharte.

 

¿Cómo se juega?

Los puntos se anotan cuando un compañero de tu equipo recibe el disco en la zona de punto del contrario (cada equipo tiene una zona de punto, como en rugby, en cada extremo del campo). Mientras se tiene el disco en las manos no se puede avanzar, por tanto para llegar hasta la zona del contrario hay que ir pasando el disco entre los miembros del equipo. Si el disco cae al suelo, se recibe fuera del campo o es interceptado por los contrarios la posesión del disco cambia y el equipo atacante pasa a defender y viceversa.

 

Como decía al principio el Ultimate se juega con un disco (o frisbee, en castellano), lo que hace su práctica bastante diferente a otros deportes… Los discos no vuelan rectos, ya que al ir dando vueltas sobre sí mismo tienden a trazar parábolas. Además, se ven bastante afectados por el viento, lo que hace que el ataque y la defensa sean de una manera particular.

 

Existen dos modalidades y tres categorías: las modalidades pueden ser en césped o playa. En césped se juegan 7 contra 7 en un campo largo como el de fútbol pero la mitad de ancho, en playa se juegan 5 contra 5 y el campo es notablemente más pequeño. Las categorías son: femenino, mixto y open.

  • El femenino es una categoría donde sólo pueden jugar mujeres.
  • El mixto se entiende que pueden jugar tanto hombres como mujeres, pero subrayaré que el Ultimate Frisbee es un deporte que mayoritariamente se juega en este  formato mixto, lo que no es demasiado habitual para un deporte de equipo.
  • El open sería una modalidad donde se puede jugar con hombres o mujeres en el campo, indistintamente. En esta modalidad se suele jugar todo hombres pero no hay por qué (en Zierzo hemos ido a varios campeonatos de España llevando mujeres en nuestro equipo Open).

 

¿Crees que por sus características y lo que fomenta debería ser un deporte más conocido?

 

Las cosas son como son… Si no es más conocido bien puede ser porque se trate de un deporte al que se le da una menor cobertura en los medios, bien puede ser porque nosotros no lo hemos promocionado lo suficiente o que sencillamente a la gente no le interesa por su exigencia física…

 

Desde luego yo animo a todo deportista a probarlo, porque es muy divertido, es exigente y muy singular. Realmente no sé cómo de conocido debería ser, pero por mi parte estoy muy contento de practicarlo y ojalá que todo aquel que pudiera disfrutarlo acabe por conocerlo.

 

Eres el presidente de Zierzo Ultimate,  ¿Cómo nace Zierzo Ultimate? 

 

En 2008 había en Zaragoza un grupete de personas que quedaban a pasar, que de vez en cuando jugaban algún partido. Ellos animados por personas de fuera acabaron por fundar el club. Una suerte y algo que agradecer, porque gracias a que ahora tenemos esta estructura hemos podido firmar convenios con la Universidad de Zaragoza y próximamente también uno con la Universidad San Jorge.

 

¿Qué trabajo realizas en el club?

 

Tampoco mucho: organizo el par de reuniones que celebramos al año y tomo alguna decisión que no merece la pena trasladarla al conjunto de los miembros. Es menor importancia y poco más. Además corremos con suerte;  los miembros son muy activos, la directiva del club también hace su gestión (tesorero, secretario, vocales…) y al final un club de 25/30 miembros tampoco da mucho trabajo.

 

¿Crees que el entrenar en una ciudad como Zaragoza con tanto viento os beneficia?

 

Desde luego que sí: somos afortunados de tener nuestro querido cierzo en la ciudad. Es verdad que a veces entrenas y el viento, al afectar al pase, hace que los discos se caigan, que los puntos se alarguen. Sin embargo nos permite también practicar defensas y ataques en una situación real, así como mejorar en nuestra técnica ante la dificultad extra que nos añade esta ventosa ciudad.

 

¿De qué forma afectó la pandemia a Carlos Prats?

 

Hemos tenido que redactar y cumplir un protocolo COVID que satisfaciera tanto a la Universidad, donde entrenamos, como a todos los jugadores. Aún jugando en exterior hicimos un acuerdo de máximos y hemos practicado durante todo este tiempo con mascarillas, usando gel para desinfectar manos y discos, e incluso cuando las cosas iban peor manteniendo una mayor distancia entre los jugadores.

 

Por suerte tener estas normas, algo más exigentes de lo necesario, nos ha servido para que ningún jugador se haya quedado en casa con miedo a contagiarse. Podría decirse que es parte del Spirit of the Game: preocuparnos porque la práctica deportiva sea disfrutable por todos.

 

No obstante la falta de competiciones ha sido dura, ya que en todo el año no ha habido ni una oportunidad de participar en un campeonato. Sin embargo, creemos que al mantenernos entrenando durante todo el año se va a notar de cara al año que viene. Confío en que la próxima temporada vamos a dar un buen salto en las clasificaciones.

 

¿Cuáles son las siguientes metas que tiene el equipo?

 

Actualmente estamos consolidando un grupo de jóvenes muy majos, muy buenos, que son los que llevarán el equipo cuando los “maduros” pasamos el testigo.

 

Sería bonito también pasar a tener una cantidad de gente como para tener un equipo A y uno B, y todavía sería más bonito que hubiera en Zaragoza varios equipos… Pero esto más que una meta es algo que dependerá de cuánta gente vaya apuntando.

 

Diría que nuestra principal meta es mejorar como equipo, tanto en términos deportivos como en el Spirit of the Game. Si mientras tanto va apuntando gente tan maja como todos los que están, pues mejor.

 

¿Crees que el Ultimate debería ser un deporte olímpico? ¿Por qué?

 

Sería una maravilla, ya lo creo. Aunque me da algo de miedo que se pierdan cosas tan importantes como el auto arbitraje, la falta de contacto y el Spirit of the Game, que ya está pasando en cierto modo en Estados Unidos con la profesionalización del deporte.

 

Desde luego creo que los valores olímpicos están perfectamente representados en este deporte. Desde luego sería un espaldarazo para todos los equipos y todas las federaciones a nivel mundia. Pero ojalá no sea a cualquier precio;  para nada cambiaría todo lo bueno que tiene este deporte por una mayor difusión.

 

¿Qué sentido tendría difundir un deporte que estás matando al cambiar la esencia de sus normas?

Ojalá si el comité olímpico internacional decide que el Ultimate sea olímpico sea dando un paso valiente y dando medallas tanto a los ganadores en el juego como a los ganadores en el Spirit.

 

Gracias por tu tiempo Carlos, os deseamos muchos éxitos.

 

Puedes leer también Cara a cara con Iñigo Aillón

 

Banner vendaje sportwrap