Sin duda, estas son las Navidades más extrañas de los últimos años. De hecho, son muchas las personas que están deseando que terminen y que lo haga también este año que ha sido tan duro para todo el mundo. El nuevo año llega cargado de nuevos propósitos, que en demasiados casos se van diluyendo a lo largo del año. Algunos de estos proyectos son muy importantes, puesto que están directamente relacionados con la salud. Por ejemplo, hacer dieta después de Navidad. En las siguientes líneas te mostramos si es el mejor plan.

¿Por qué necesitarás hacer dieta después de Navidad?

Quien más y quien menos se ha excedido con la alimentación durante las fiestas, por eso, es muy importante hacer cambios en enero para poder mantener un buen estado de salud. Es cierto que después de los compromisos navideños es más fácil controlar la alimentación, pero aún así no es un aspecto que se pueda descuidar. Si has subido de peso y no te cuidas, es probable que se convierta en un problema y que luego sea más complicado de solventar.

Hay que tener en cuenta que los motivos para subir de peso durante las fiestas es la combinación de una ingesta de calorías más alta en las comidas, el consumo excesivo de alcohol y también de alimentos con un alto aporte calórico.

Es indudable que el mero hecho de que las fiestas concluyan va a conllevar una bajada en la ingesta de calorías, pero en muchos casos este cambio de hábitos no será suficiente. No solo por el aumento de peso, sino también porque se habrán abandonado algunas costumbres que contribuían a mantener un peso adecuado.

hacer dieta después de Navidad

¿Qué consejos pueden ser útiles?

Hay una serie de consejos que seguro que te resultarán muy prácticos a la hora de hacer dieta después de Navidad, son estos:

  • Haz 5 comidas al día. Debes hacer 5 comidas diarias, todas ellas saludables. Ten en cuenta la pirámide alimentaria para conocer las cantidades que necesitas de cada alimento.
  • Hábitos. Abandona el abuso del alcohol y la ingesta de alimentos altamente calóricos.
  • Agua. Bebe al menos dos litros de agua cada día.
  • Descanso. Duerme 7 u 8 horas diarias, la falta de sueño está relacionada con el aumento de peso.
  • Ejercicio. El ejercicio físico es esencial no solo para tener un peso adecuado, sino también para disfrutar de una buena calidad de vida. Haz algo de deporte al menos tres veces a la semana. Tienes muchas opciones, pero incluso caminar a buen ritmo podría ser suficiente.
  • Consulta a tu médico. Si ves que no puedes ocuparte de tu aumento de peso, te recomendamos que acudas a tu médico para evalúe si debes seguir alguna dieta concreta. Es posible que no sea suficiente con mejorar tus hábitos alimentarios.

Como ya sabes, el peso no es solo una cuestión estética, sino que está muy relacionado con tu salud. Por eso, si te has excedido estas fiestas, no dudes en hacer dieta después de Navidad.