Perder peso es todo un reto y eso lleva a muchas personas a medidas desesperadas y a apostar por cualquier clase de dieta solo porque está de moda. Es algo que resulta muy peligroso, ya que puede acabar poniendo en riesgo la salud. A continuación, te vamos a hablar de una de ellas, nos referimos a la dieta keto.

¿Qué es la dieta keto?

La dieta keto comenzó a ponerse de moda hace un par de años. Se basa en eliminar prácticamente por completo los hidratos de carbono de la alimentación y cambiarlos por proteínas y grasas. Aunque en un principio era una dieta para deportistas, ahora se ha puesto de moda para adelgazar. 

Es cierto que puede dar resultados, sin embargo, los profesionales de la salud no la recomiendan para todo el mundo ni tampoco que se mantenga mucho tiempo. Eso sí, la pérdida de peso no será en ningún caso milagrosa. 

El nombre de esta dieta viene del inglés, de ketogenic diet, o lo que es lo mismo, dieta cetogénica. Su nombre viene porque lo que pretende es crear cuerpos cetónicos, que son unos compuestos metabólicos creados por el organismo cuando no cuenta con reservas de energía. 

Los alimentos son claves para obtener tanto nutrientes como energía para las funciones del día a día. Esa energía se consigue sobre todo de los hidratos de carbono. Cuando se eliminan de la dieta, los músculos tiran de las reservas acumuladas en el cuerpo. Cuando se agotan, se desarrolla la cetosis. 

Es entonces cuando el organismo utiliza la grasa acumulada para conseguir la energía que necesita. Al entrar en estado de cetosis, los ácidos grasos se transforman en energía de forma inmediata. 

¿Cómo se logra adelgazar con una dieta keto?

Aunque con lo comentado hasta ahora ya puedes hacerte una idea, queremos mostrarte de que tres formas logran la pérdida de peso la dieta keto, son estas:

  • El cuerpo utiliza la grasa para conseguir energía.
  • Como no se consumen hidratos de carbono, no se acumulan en forma de grasa y así no se engorda. 
  • Con la dieta el paciente está más saciado y se reduce el apetito. 

¿Quién puede seguir una dieta keto?

La cetosis fuerza al cuerpo a buscar energía de forma diferente. Ten en cuenta que la alimentación sana es aquella que resulta variada y equilibrada, algo que no ocurre con la dieta keto. 

A veces, la cetosis extrema puede ocasionar cetoacidosis, llevando a que la sangre sea más ácida, algo que puede perjudicar a distintos órganos del cuerpo y causar diferentes problemas de salud. Como calambres, debilidad muscular, problemas renales o dolor de cabeza. 

La dieta keto está desaconsejada para personas con trastornos renales, hepáticos, diabéticos o con problemas de riñones, por ejemplo. Tampoco para quienes quieren perder mucho peso, ya que no se puede mantener mucho tiempo. 

De hecho, una dieta keto solo debería seguirse en circunstancias muy concretas y siempre bajo la supervisión de un médico. Nunca se debe hacer por tu cuenta y sin ningún tipo de control. En cualquier caso, te recomendamos que para perder peso apuestes siempre por opciones más saludables.