La actividad física reporta importantes beneficios al organismo. Es bueno para la circulación sanguínea, para la regeneración celular e incluso para mejorar el estado de ánimo. Pero no solo eso, también puede prevenir algunas dolencias. A continuación te mostraremos las enfermedades que se evitan practicando ejercicio físico.

10 enfermedades que se evitan practicando ejercicio

Hacer deporte es uno de los mejores hábitos que se puede tener. Siempre que sea moderado, se realice correctamente y esté acompañado de hábitos saludables, será una actividad reconfortante y beneficiosa. Es más, hay al menos 10 enfermedades que se evitan practicando ejercicio:

  1. Enfermedades cardiovasculares. Algunas enfermedades cardiovasculares se pueden evitar si se practica ejercicio en combinación con una dieta saludable. Entre estas se pueden contar la presión arterial alta, el infarto de miocardio o las arritmias.
  2. Sobrepeso. Una alimentación equilibrada sumada a una buena rutina de ejercicios ayudará a recuperar el peso normal de manera saludable. Esto a su vez reduce las lesiones musculares, las articulares, muchos problemas digestivos y mejora la autoestima.
  3. Colesterol. Una rutina de ejercicio y una dieta saludables son las claves para que poco a poco vayan disminuyendo los niveles de colesterol malo. En contraste, los niveles de colesterol bueno HDL aumentan.
  4. Diabetes. La diabetes de tipo dos se puede reducir con la práctica de deporte. Los compuestos que regularizan la insulina se activan con el ejercicio.
  5. Huesos. El ejercicio ayuda a regularizar el peso. Esto alivia la tensión que sufren los huesos por soportar el sobrepeso. Además, colabora en metabolizar determinados compuestos que mejoran su densidad y los hacen más resistentes a las roturas.
  6. Cáncer. Algunos estudios indican que existe relación entre el ejercicio y la supervivencia al cáncer de mama, de colon o de próstata. Por supuesto, esta actividad física ha de estar supervisada por el médico que lleva cada caso particular.
  7. Estrés, ansiedad, depresión. El ejercicio no solo produce actividad en los músculos, también en los neurotrasmisores y el cerebro, ayudando a la regulación de algunos compuestos que intervienen en el estado de ánimo. Entre estos estarían el cortisol, la serotonina o las endorfinas, responsables del estado de ánimo.
  8. Fibromialgia. Algunos ejercicios, como el pilates, se basan en mejorar la funcionalidad de los músculos. Esto reduce gran cantidad de dolores musculares asociados a los dolores de la fibromialgia.
  9. Artritis. Entrenar todos los días de manera moderada fortalece los músculos y ayuda a las articulaciones a mantenerse en forma y regenerarse, retardando enfermedades degenerativas y dolorosas como la artritis.
  10. Gripes y refriados. Con el ejercicio se mejoran los procesos de regeneración de cuerpo, así como los mecanismos del sistema inmunitario. Tendrás más defensas si practicas deporte que si llevas una vida sedentaria.

Como puedes ver, hay muchas enfermedades que se evitan practicando ejercicio físico. Eso sí, para obtener estos buenos resultados es necesario que los deportes se practiquen con un control. Una buena rutina y no forzar en exceso son claves para que realmente sea saludable. Asimismo, si has sufrido una lesión, es importante curarla como es debido. En SportsWrap hemos diseñado unas vendas únicas, orientadas específicamente para los deportistas. Entra en nuestra tienda online y mira los diferentes modelos que tenemos para ti o para tus pacientes.