Fascitis plantar crónica: un problema muy molesto

Home/Sin categoría/Fascitis plantar crónica: un problema muy molesto

La fascia plantar es la banda de tejido que une el hueso del talón con los dedos del pie y sustenta el arco del pie. Las fascitis plantar crónica sucede cuando duele la zona sin que remita durante varias semanas. Cuando esto sucede, la fascia estará débil e inflamada. Se sentirán molestias de distinta intensidad en el talón o en la plata del pie cuando se camina o si se está de pie mucho tiempo.

¿Cuál es el origen de la fascitis plantar crónica?

La fascitis plantar crónica puede sufrirla todo tipo de personas, pero es más común en deportistas o en quienes por su profesión pasan muchas horas de pie cada día. Se puede sufrir en un solo pie o en ambos a la vez.

La fascitis plantar se suele producir al realizar un esfuerzo continuo del ligamento que se encuentra soportando el arco del pie. Cuando esto sucede aparecen pequeños desgarros en el ligamento. Además de ciertas profesiones, hay algunas características físicas que pueden hacer que la persona sea más propensa a sufrir esta dolencia, son estas:

  • Un giro excesivo del pie hacia dentro cuando se camina.
  • Padecer sobrepeso.
  • Tener pies planos.
  • Estar mucho tiempo de pie, caminando o corriendo.
  • Uso de calzado inapropiado.
  • Llevar demasiado tiempo al día zapatos de tacón.

¿Cuáles son los síntomas de las fascitis plantar crónica?

Uno de los síntomas más característicos de la fascitis plantar crónica es el dolor cuando se camina después de levantarse de la cama. Es posible que cuando se den unos cuantos pasos el dolor  disminuya, pero se mantenga durante algunas horas. Sobre todo se incrementa el dolor al estar durante mucho tiempo de pie o al subir escaleras.

El dolor también se puede sentir después de la práctica deportiva o al concluir la jornada de trabajo. Algunas personas no solo sienten dolor, sino que incluso pueden tener una cierta cojera. Es posible que el dolor esté asociado a ciertos cambios, como haber subido de peso o al paso de los años.

Hay que tener claro que si el dolor se siente en reposo durante la noche, probablemente se deba a una dolencia diferente.

fascitis

Tratamiento de la fascitis plantar crónica

Es muy importante que si crees padecer fascitis plantar crónica acudas al médico cuanto antes. Debes evitar que la lesión se complique. Decimos esto porque si no se obtiene el tratamiento necesario pueden aparecer espolones calcáneos. Se trata de unos depósitos de calcio que genera el cuerpo si el ligamento se ha estirado demasiado. Este problema también ocasionará un dolor importante al paciente que lo sufra.

Estos tratamientos suelen resultar efectivos para la fascitis plantar crónica:

  • Reposo. Debes intentar caminar lo mínimo posible, sobre todo si la superficie es dura.
  • Frío. Para aliviar el dolor y la inflamación resulta apropiado aplicar hielo en la planta del pie. Hazlo cuatro veces al día durante unos 15 minutos.
  • Medicación. Puede ser necesaria la ingesta de antiinflamatorios.
  • Vendaje. Existen algunos vendajes, como Sporswrap, que ayudan a aliviar el dolor y la inflamación, y que reducen el tiempo de cura.
  • Fisioterapia. Algunos ejercicios te pueden ayudar a mejorar la lesión.

Si con estas medidas no mejora la fascitis plantar crónica, deberás consultar tu caso de nuevo con un médico.

16 enero 2020|

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Más info Ok