Para algunas personas la actividad física, el ejercicio y el deporte son lo mismo. Utilizan estas palabras indistintamente para decir que van al gimnasio, a correr o a jugar al padel, por ejemplo. Sin embargo, cada una de estas expresiones describen una función diferente.

Qué es la actividad física

Para diferenciar la «actividad física» del ejercicio y del deporte es importante prestar atención al significado de las palabras. En este caso, se refiere a cualquier actividad que requiera movimiento físico.

Entre las cosas que podrían considerarse actividad física estarían desplazarse a pie o subir una escalera, por ejemplo. Estos movimientos son contrarios a la vida sedentaria, pero para considerarse ejercicio o deporte hace falta algo más. 

Qué es el ejercicio

El ejercicio es una actividad física que se realiza con el fin de ejercitar una o más partes del cuerpo. A diferencia de los movimientos antes descritos, estos se realizan con la intención de mejorar el sistema cardiovascular y aumentar la masa muscular. 

Como se puede ver, para practicar ejercicio es necesaria la intencionalidad y un objetivo definido. Por lo tanto, no puede haber ejercicio sin actividad física, pero sí actividad física sin ejercicio. ¿Qué hay del deporte?

¿Qué es el deporte?

El deporte se puede practicar solo o en compañía. A diferencia del ejercicio, no tiene como finalidad ejercitar ninguna parte del cuerpo, sino competir. En el caso de los deportes individuales, el reto es el de hacer mejores tiempos que los contrincantes, llegar antes, saltar más alto, hacer más puntos… Si se practica en equipo el fin es el mismo, pero con algunas personas como compañeros y otras como rivales. 

En el caso del deporte es necesaria la actividad física para competir y el ejercicio para alcanzar el máximo nivel físico antes de la competición. 

actividad física

Actividad física, ejercicio y deporte, ¿cuál es mejor?

Si se realizan de la manera adecuada, las tres actividades pueden reportar importantes beneficios al organismo. Por ejemplo, la actividad física moderada, con una postura adecuada y sin sobresfuerzos servirá para combatir los efectos devastadores de la vida sedentaria. El corazón bombeará más sangre a cada uno de los órganos del cuerpo y los músculos y articulaciones se moverán. 

En el caso del ejercicio se puede decir lo mismo. Si se practica con moderación, mejora el sistema cardiovascular, oxigena el cuerpo y aumenta la funcionalidad muscular. Además, ayuda a moldear la figura. 

El deporte también es bueno. Si se practica dentro de unos límites, los beneficios físicos y emocionales pueden ser muy grandes. También genera bienestar emocional y permite, en la mayoría de los casos, compartir buenos momentos con los amigos y compañeros. 

Ahora que se tienen claras las diferencias entre la actividad física, el ejercicio y el deporte, es posible utilizar cada término adecuadamente. Lo que sí es común en los tres casos es el riesgo de lesión. Si esto ocurre, es muy importante recibir un tratamiento rápido y adecuado. Las vendas SportsWrap están diseñadas para reducir el dolor y la inflamación, además de minimizar el tiempo de recuperación.