Apósito PolyMem (10 x 10 cm)- Ref 5044

486,48  (10% IVA Incluido)

Caja de 60 Unidades

Protocolo de colocación y cambio

PolyMem® Regular está indicado para el tratamiento de una amplia variedad de heridas agudas o de larga evolución, tales como: úlceras de pierna, úlceras por presión, úlceras de pie diabético, heridas quirúrgicas, quemaduras de primer y segundo grado, injertos, zonas donantes, heridas traumáticas y desórdenes dermatológicos.
PolyMem® Regular puede combinarse con vendaje compresivo
Preparación de la herida y aplicación del apósito
Antes de la primera aplicación de PolyMem® Regular, limpie la herida y la piel perilesional según la práctica habitual.
Seleccione el tamaño del apósito adecuado. PolyMem® Regular puede cortarse para adaptar el tamaño del apósito al de la herida. Cuando corte el apósito utilice siempre una técnica aséptica. Recuerde que el apósito debe sobresalir aproximadamente 1-2 cm alrededor del borde de la herida.
Coloque el apósito sobre la herida con el lado impreso hacia fuera. No es necesario un apósito secundario.
Se recomienda marcar los bordes de la herida en la parte externa del apósito (lado impreso) para controlar el nivel de exudado y con ello el cambio de apósito.
Cambio del apósito
PolyMem® Regular puede permanecer en la lesión hasta 7 días siempre que el apósito no se sature antes. El apósito estará saturado cuando el exudado sobrepase la marca que hemos realizado en la parte externa de PolyMem® Regular.
Debido a la naturaleza hidrofílica de PolyMem®, inicialmente habrá un incremento en el exudado dela herida y como consecuencia, deberemos realizar cambios más frecuentemente o cambiar a PolyMem® Max que nos ofrece una absorción mayor.
Es muy importante no limpiar el lecho de la herida en el cambio de apósito, no la irrigue con una solución salina ni con agua a menos que la herida esté infectada o contaminada. El surfactante que contiene PolyMem® mantiene limpio el lecho de la herida y no deja residuos. Una limpieza adicional puede dañar el tejido de regeneración, bajar la temperatura del lecho y retrasar la cicatrización de la herida.

Modo de acción

Los componentes de PolyMem® Regular entran en funcionamiento con la humedad propia de la herida, cada uno tiene una función específica:
El agente limpiador (surfactante F-68) no agresivo, no tóxico, no iónico, se libera gradualmente en el lecho de la herida reduciendo la tensión de la interfase entre el tejido sano y el tejido no viable, facilitando el desbridamiento autolítico, desprendiendo las escaras y el tejido necrótico del lecho. Además, hace que una vez la herida esté limpia del exterior, no sea necesario limpiar la herida en los cambios de apósito. Esto acelera el proceso de curación al mantener la temperatura de la herida y al no retirar tejido viable durante la limpieza manual. Al no limpiar la herida también se reduce el dolor, psicológico y físico, que sufre el paciente.
El agente limpiador permanece activo en el lecho de la herida durante todo el tiempo que el apósito está en contacto con ella, lo que permite realizar el cambio de apósito sin necesidad de una limpieza externa, acelerando así el proceso de cicatrización.
La glicerina/glicerol actúa como humectante desde dentro del apósito, evita que el apósito se adhiera a la herida. Facilita el mantenimiento y la retirada del apósito. Mejora la hidratación de la piel, optimiza la elasticidad cutánea, ayuda en la reparación epidérmica y proporciona una barrera protectora de la piel a estímulos irritantes.
La matriz de membrana de poliuretano absorbe hasta diez veces su peso en exudado. En su interior cuenta con un copolímero de almidón superabsorbente. El superabsorbente une las moléculas de agua del exudado de la herida permitiendo que los factores de crecimiento y nutrientes naturales se concentren en el lecho de la herida. Absorbe los iones sodio, responsables de la actividad nociceptiva y la sensibilización, disminuyendo o eliminando el dolor. Se expande y se adapta al lecho de la herida.
La fina película semipermeable de la parte exterior actúa como barrera para líquidos y otros agentes contaminantes, permitiendo el intercambio de gases (O2 y CO2) a la vez que mantiene la ratio ideal de transmisión de vapor (MVTR) con el fin de optimizar la humedad necesaria para la cicatrización de la herida. Además, la película transparente permite la inspección visual de la parte externa de la membrana para determinar la necesidad de un cambio de apósito sin perturbar la herida.

Información adicional

Cantidad

1 Unidad, Caja de 10 Unidades

Opiniones

Título

Ir a Arriba