Las lesiones forman parte de la práctica de cualquier deporte. Todos los deportistas, en mayor o menor medida han sufrido una lesión en algún momento. Si es tu caso, lo primero que has de saber es que la mayoría son pasajeras y no te impedirán seguir haciendo lo que más te gusta. Eso sí, han de tomarse algunas precauciones para evitar que se agraven o se conviertan en crónicas. Te explicamos qué has de hacer si has sufrido una lesión.

sufrir lesión¿Qué hacer cuando he tenido que sufrir lesión?

Lo primero que hay que hacer cuando se ha sufrido una lesión, por pequeña que parezca, es detenerse y tratar el problema de inmediato. Continuar, aunque solo sea un poco más, puede terminar por hacerla más grave y prolongar el tiempo de recuperación.

No importa si has sufrido una lesión grave o leve, en todos los casos es necesario acudir al médico para que realice un diagnóstico. Al principio algunas lesiones de importancia se manifiestan con simples molestias durante los primeros minutos e incluso horas. Otras indican el principio de lesiones crónicas que, de no ser tratadas cuanto antes, podrían imposibilitar que se continúe practicando algún tipo de deporte específico.

Sufrir lesión ¿Cómo recuperarse?

Lo primero que hay que hacer para recuperarse tras haber sufrido una lesión es identificar de qué tipo es. Hay dos; las agudas y las crónicas. La mayoría se pueden solventar si se actúa con rapidez. Incluso en el caso de que no tengan remedio, es posible controlaralas para evitar que vayan a más.

Lesiones agudas

Se producen espontáneamente, cuando se está practicando un tipo de ejercicio y se realiza un movimiento brusco o se sobrecarga alguna parte del cuerpo. Actuar en los primeros instantes es la clave para evitar problemas más graves.

Las lesiones agudas que no requieren intervención quirúrgica incluyen el reposo, el uso de hielo, la compresión y la elevación del miembro afectado. Si el médico considera que el problema es de mayor gravedad, es posible que suministre medicamentos, que limite la práctica de ejercicio por tiempo prolongado y que recomiende la visita al fisioterapeuta.

Lesiones crónicas

La lesiones crónicas se producen cuando se sobrecarga repetidamente una zona concreta. El movimiento repetitivo termina por atrofiar los músculos, las articulaciones o los huesos. En otros casos los factores hereditarios juegan un papel importante. Si se detectan a tiempo se pueden prevenir o tratar.

Buenos hábitos para evitar lesiones

Los buenos hábitos son imprescindibles para evitar las lesiones. Esto incluye la práctica moderada de deporte, calentar antes de hacer ejercicio y descansar lo suficiente. La hidratación y la alimentación también juegan un papel importante en la prevención.

Si a pesar de tomar medidas has sufrido una lesión, será necesario que sigas las recomendaciones del médico, lo que incluye el reposo, la toma de medicamentos, la visita a un fisioterapeuta o la inmovilización del miembro afectado. Para una recuperación más rápida, puede recomendar un vendaje compresivo. SportsWrap puede ser de gran ayuda en este caso. No inmoviliza por completo la articulación, evitando la atrofia y otros problemas derivados de paralizar por completo una extremidad.

 

Banner vendaje sportwrap